El Mapama respalda el desarrollo del lúpulo y crea la mesa sectorial (Diario de León)

Olalla, Almansa de Lara, Alonso, Magadán y Polo, en la reunión del jueves en el ministerio. DL -

Isidoro Alonso, Presidente de la SAT, en el centro, junto con representantes del Ministerio, Cerveceros de España y Hopsteiner España, SA. Olalla, Almansa de Lara, Magadán y Polo

 

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), la lupulera Hopsteiner y la Sociedad Agraria de Transformación (SAT) Lúpulos de León estarán presentes en la Mesa Sectorial del Lúpulo, en la que las tres partes se reunirán dos veces al año para compartir información sobre el sector, según informó la SAT.

La decisión se adoptó en una reunión entre la industria y los agricultores con la subdirectora general de Cultivos Herbáceos e Industriales, Silvia Capedevila, celebrada el jueves, a la que también asistieron técnicos de la Consejería de Agricultura de la Junta.

La primera convocatoria de la mesa podría celebrarse el mes que viene. Además, cabe la posibilidad de que las partes se reúnan con carácter extraordinario cuando surgieran asuntos que así lo recomendaran.

Lúpulos de León solicitó el apoyo del Mapama «en el proceso de reconversión» al que se ven abocadas las explotaciones, con una partida específica en los Presupuestos Generales del Estado de 2018. La SAT también pidió la inclusión de este cultivo permanente en las ayudas de la Política Agraria Común (PAC).

El presidente de Lúpulos de León, Isidoro Alonso, manifestó que la subdirección general de Cultivos Herbáceos «ve al lúpulo como un cultivo con recorrido», motivo por el que esperan que el apoyo que reclama encuentre respaldo. «De momento, se han comprometido a estudiarlo y lo cierto es que aún nos queda mucho trabajo por delante».

TRATAMIENTOS

Los representantes del sector lupulero se reunieron también con el director general de Sanidad de la Producción Agraria, Valentín Almansa de Lara, encuentro al que se sumó el director general de Cerveceros de España —organización que representa a la mayor parte de los fabricantes del país—, Jacobo Olalla, que ocupó la dirección general de la Sociedad Española de Fomenta del Lúpulo cuando se abordó la venta del capital de las cerveceras en ésta a la multinacional estadounidense Hopsteiner.

La necesidad de tratamientos fitosanitarios específicos para el lúpulo, que permitan a los agricultores competir en igualdad de condiciones con los del resto de Europa fue el asunto que se abordó con Almansa de Lara. La dirección general ha autorizado de forma excepcional para esta campaña el uso de productos contra las enfermedades de las planta —mildiu y oídio— y un herbicida. Sin embargo, el ministerio considera que el cultivo precisa de unos tratamientos que desarrolladas por firmas del sector, con autorización de uso estable.

Los lupuleros llevan tiempo reclamando la posibilidad de utilizar tratamientos que les permitan afrontar las enfermedades de las plantas, ante la carencia de tratamientos autorizados. La búsqueda de nuevas soluciones que se ajusten a la legislación precisa la implicación de la industria.

No se admiten más comentarios